5 claves para escribir 40.000 palabras en 30 días

Como expliqué en una entrada anterior, durante el mes de junio me planteé el reto de escribir 40.000 palabras, que debían sumar a las otras 40.000 que ya tenía escritas. El motivo era terminar la novela que voy a presentar en el Premio Literario Amazon 2018 antes de que finalice el plazo.

Para alcanzar ese objetivo debía escribir 1.334 palabras durante 30 días seguidos. Como podéis ver a continuación logré alcanzar el objetivo el día 21, aunque continué dos días más hasta tener la novela cerrada.

En esta entrada voy a explicaros cómo lo conseguí y qué pasos seguí. Son claves que valen para cualquier extensión que queramos alcanzar, sean cuarenta, cincuenta o diez mil palabras. Eso es lo de menos. Lo fundamental es marcarnos un objetivo y trabajar para alcanzarlo.

Aquí os explico cómo lograrlo.

1. SACRIFICIO

Nadie dijo que escribir una novela fuese fácil. Requiere mucho tiempo y dedicación. Y si además queremos afrontar un reto como el que propongo tenemos que tener muy claro que debemos sacrificarnos durante el tiempo que dure.  Hay que renunciar a esas cosas que ocupan nuestro tiempo de manera habitual y evitar aquellas otras que nos puedan distraer de llegar a nuestro objetivo diario. Olvidarnos de las redes sociales, del teléfono móvil y de cualquier otra cosa que nos saque de la escritura.

Son 30 días en los que tendremos que sacrificar parte de nuestro tiempo para sacar el mayor número de palabras posibles y seguir una rutina de escritura diaria que nos permita lograr el objetivo final.

2. DISPONIBILIDAD DIARIA

Hay que afrontar este reto en un periodo de tiempo en el que preveamos que podemos escribir todos los días, o al menos la gran mayoría de ellos. No pasa nada si fallamos algún día, en mi caso hubo uno que no pude escribir y otros que escribí muy poco, pero no deberíamos emprender este reto si no podemos llevar una rutina regular de escribir todos los días.

Tampoco hace falta disponer del día completo, solo de las horas necesarias para alcanzar nuestro objetivo diario.

3. ESCRIBE TODOS LOS DÍAS

Es fundamental escribir todos los días, aunque no se llegue al objetivo diario. El motivo es que, de ese modo, nuestra mente estará siempre metida en la novela y cuando nos sentemos ante el teclado las ideas fluirán con mayor facilidad.

Está claro que tendremos días mejores que otros. Habrá algunos que no alcanzaremos el objetivo esperado, pero no hay que ponerse nervioso por ello. Otros lo lograremos sin problemas e incluso habrá días que conseguiremos superarlo, compensando así los días malos.

4. PLANIFICA EL TRABAJO  Y TOMA NOTAS

Si queremos rentabilizar el tiempo de escritura es muy importante tener planificado el trabajo de antemano, es decir, saber lo que quiero escribir cuando me siente ante la pantalla. Tener planificadas las escenas que voy a escribir es fundamental para no pasar mayor parte del tiempo delante del teclado esperando a que fluyan las ideas.

No hace falta tenerlas desarrolladas al detalle, basta con unas pinceladas, una breve descripción del tipo “El protagonista entra en el bar y alguien le dispara” o “Cena con la chica y ella le habla de la muerte de sus padres”. Es un punto de partida para luego desarrollar la escena.

Esta planificación previa puede hacerse mientras escribimos, una vez hemos terminado la sesión diaria o en cualquier momento del día en el que nos venga a la cabeza una idea para una escena.

5. DISFRUTA DE LA ESCRITURA

Sentarse a escribir una novela no es una tarea fácil, y menos si no disfrutamos con la historia que tenemos entre manos. Este hecho afectará a nuestro rendimiento. No es lo mismo escribir una novela que nos tiene enganchados y absorbidos que escribir una historia que no nos convence o que nos vemos obligados a terminar porque es la continuación de una anterior y necesitamos cerrar el ciclo.

Cuando disfrutamos las ideas fluyen solas, continuamente se nos ocurren escenas y tramas, y al terminar la sesión de escritura estamos deseando que llegue la siguiente para sumergirnos de nuevo en la novela.

Ahora todo depende de ti. Puedes realizar retos mensuales, trimestrales o semanales. Para cualquiera de ellos estas claves son válidas. Solo necesitas sentarte y ponerte a escribir.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.