La tumba de Sarah, de Robert Dugoni

ARGUMENTO DE LA NOVELA

Hace veinte años que Sarah desapareció. Desde entonces su hermana Tracy duda de que el violador que cumple condena por su asesinato, Edmund House, sea realmente el responsable de aquel crimen.

Esa intriga, unida a la voluntad de hacer justicia, la ha empujado a hacerse detective de homicidios de la policía de Seattle.

Cuando por fin aparecen los restos de Sarah cerca de la ciudad donde crecieron, Tracy buscará sin descanso las respuestas que la ocupan desde hace tanto tiempo.

La persecución del verdadero asesino la llevará a desenterrar antiguos y oscuros secretos que transformarán por completo su relación con el pasado… y la expondrán a peligros mortales.

SOBRE LA NOVELA

Novela entretenida y fácil de leer, que yo calificaría de suspense, más que policiaca. Plantea una historia interesante, aunque al principio te cuesta meterte en ella. Sin lugar a dudas el último tercio de la novela es lo mejor, con un ritmo más intenso gracias a los saltos de un personaje a otro. Su resolución me sorprendió por inesperado y me dejó un buen sabor de boca. Todas las preguntas encuentran respuesta y todas las tramas se cierran bastante bien.

En cuanto a los personajes, excepto la protagonista y el sheriff Calloway, la verdad es que los demás no me han llenado mucho y algunos están solo para adornar.

Pensaba ponerle 3 estrellas, ya que al principio la novela no me terminaba de enganchar, pero tengo que reconocer que el final me sorprendió, y el último tercio de la novela es mucho más entretenido que todo lo anterior.

Aprobado alto para el autor, aunque a la novela le sobran ciertas descripciones, como la ropa de los personajes (en ciertas situaciones no entiendo qué interés tiene eso para el lector), y hay algunas frases están mal construidas, aunque esto no sé si es culpa del autor o de la traducción.

DISPONIBLE EN

La tumba de Sarah, versión Kindle

WEB DEL AUTOR

https://www.robertdugonibooks.com

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.